miércoles, 20 de junio de 2007

El fin de la agonía


Ahora que ya no encuentro palabras, ni me quedan lágrimas que gastar.

Cuando ya no hay más tabaco, ni cervezas frías.

Y mi ropa tiene tu olor, y mi cuarto tus recuerdos.

Ahora que el dolor es una constamte, y necesito bajar la mirada,

el reloj de arena se quiebra, se cae de la cuerda que lo sostenía.



Hoy es el día en que termina la agonía,

en que acaba la desilusión y empieza el apredizaje.

Hoy, cuando ya me había acostumbrado a ella.





...Huyendo entre estatuas rotas

Ante una catástrofe desconocida

La madre la vieja con su yugo a cuestas

En la armadura oxidada corre también EL FUTURO

Una manada de actores pasa al compás...



HEINER MÜLLER, Paisaje con argonautas.

1 comentario:

K dijo...

Todo tiene su fin, ahora a pasar página.

Me ha gustado el texto :P