martes, 30 de octubre de 2007


mirar la luz al final del túnel.

diluirme en en ella.

y sonreir al mirar atrás.



las muñecas de mi niñez se disuelven a mis espaldas.

4 comentarios:

Vlad dijo...

mi isidoro de peluche acabó en el contenedor, aaaaaay

si las cosas se disuelven a tus espaldas es que va siendo hora de renovarse

PD: Los emos son un error

Miguel relax dijo...

Los emos son un error!

Jajaj

quiero hacer grafitis con esa frase

Jorge dijo...

las muñecas viven en el túnel

Golfo dijo...

simpre quedará una que te seguirá sin que lo sospeches
un día aparecerá, cuando muerdas el polvo, para calmarte, para mecerte en el mar del desorden