lunes, 17 de diciembre de 2007

Irreversible


Me he sorprendido escuchando aquella canción que identificaba con tus ojos,

y no me hacía daño, no me dolía.

He olido mi cuerpo dulzón con regusto a esa telaraña nueva que me atrapa en sueños,

no tenía tu sonrisa ni tus manos, y era feliz.

Me he quitado la careta aunque siguiera en carnavales,

y había luz, y no eran tus focos, no era tu espada.



Sonrío si pienso en ti,

y ahora lo hago sinceramente y sin rencor alguno,

con todo el cariño que alguna vez pude darte,

toda la complicidad que de alguna manera pudo existir.

El mundo no nos dejó equivocarnos,

no me permitió prescindir de su as de corazones,

porque me hubiera vinculado a tu cuerpo,

y ahora no me sentiría plena.



Ya no hay enanos ni princesas,

el sentimiento no tiene ese sabor agridulce que un día me dejaron tus labios

...cerveza con lágrimas...

enterrada entre las mantas al otro lado de la pared.

El espejo no se ha roto, y he remendado mi corazón,

ahora es éste el que no cabe entre mis manos de tanto amor.



Termina nuestra obra, tu película y mi poema.

En la distancia te seguiré para asegurarme de que todo va bien,

y no dudes en llamar si tienes ganas, porque yo lo haré.

Es solo que me alegra darme cuenta de que por fin soy libre,

que nuestros lazos no me encadenan.

Esta vez se que te quiero, y que no es malo para ninguno de los dos.

Se que la nave sigue adelante con tu firma en su casco,

con el regusto a vino cosido a las velas.






La luz aísla poco a poco el Antrios. MARCOS se acerca al cuadro.


MARCOS: Debajo de las nubes blancas, cae la nieve.
No se ven ni las nubes blancas ni la nieve.
Ni el frío ni el resplandor blanco del sol.
Un hombre solo, con esquíes, se desliza.
Cae la nieve.
Cae hasta que el hombre desaparece y vuelve a su opacidad.
Mi amigo Sergio, que es amigo mío desde hace mucho tiempo, se ha comprado
un cuadro.

Es una tela de aproximadamente un metro sesenta por un metro veinte.
Representa un hombre que atraviesa un espacio y desaparece.


TELÓN



Yasmina Reza, Arte.





















4 comentarios:

Vlad dijo...

Hay que ver lo que cambiamos en un solo año, el tiempo vuela.

Clandestina dijo...

Me encantan tus escenarios y tus vacíos

J.J dijo...

Eres estupenda.

juande dijo...

Y me dejo el corazon en tus orillas, esperando que me cures las heridas de los sueños rotos y las noches en vela...
Ya te lo dije personalmente, pero quiero hacerlo publico.
Gracias por no caer en la comodidad del odio, la indiferencia o el olvido, gracias por quererme por lo que soy y lo que no soy.
Gracias por quererme como yo te quiero, con el alma en el suelo y el corazon en la mano.