miércoles, 16 de abril de 2008




Aunque el mundo esté en mis manos, la saliva no gotee, y la carne chasmuscada no derrame su color...
Aunque siga sola y fuerte, adelante sin parar, sonriendo y autoconvenciendome de mis posibilidades...


No te vayas muy lejos, no te olvides de mostrarme mi reflejo en tus pupilas, el trocito de mi ser que nunca conseguiré poseer, ese que me olvidé de guardar y te regalé con mi primera sonrisa, ese que habita en tu corazón.




quédate, quedaos, cerca... por si me caigo a deshora, por si me quedo sin aliento.
...el contratiempo es juez y parte,
el propio tiempo es arte
y hasta nos podría ayudar...
Iván Ferreiro, Rocco Sigfredi
Imagen de Raquel Alzate.

3 comentarios:

Kazilar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Vlad dijo...

No se debe confundir el amor con el fetichismo.

Si me necesitas solo tienes que decir miau.

Grogal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.