jueves, 22 de mayo de 2008


regaladme unos chapines rojos,
prometo estar siempre al otro lado del telefono.


no harán falta caramelos,
los papeles se llenarán de sonrisas,
y no existirán las malas noches.
aunque exista el miedo, estamos a salvo.

2 comentarios:

Pepe dijo...

El valor no significa no tener miedo, sino actuar a pesar de tenerlo

Caramelos, baldosas amarillas, redioses, y muecas Belmondo
^O^ ^_^ ^=^

malloK dijo...

Mientras exista el teléfono siempre habrá un camino de baldosas amarillas.