domingo, 31 de agosto de 2008

Chinos vs Chonis


ante la perspectiva de ultimos días estivales (verdaderas vacaciones para algunos) se abren puertas, crean cambios, y el otoño va anunciando su llegada.
fue un verano cuanto menos peculiar, una balsa de aceite para refugiarse del mundo que llegará en octubre.
es extraño viniendo de mi, pero me siento serena aun estando sola.

de nuevo sin armas frente al papel.

son las cosas que no cambian las que hablan de nosotros,
aquellas que son rutinas que no nos apetece alterar.
los cafés, las terrazas...




Las chonis seguirán comprando en los chinos.




que pena que no hay cadenas
que nos aten a los dos
que pena de brisa y flor
que pena de risa y besos
que pena de todo eso
que pena más grande amor.


que pena... que te recuerde sin pena amor.

Lole y Manuel, Bulerías de la pena.








5 comentarios:

ricardo dijo...

Va a ser un año duro, ahora toca volver a la realidad y olvidarse del descanso estival. Para mi a sido un verano estupendo a pesar de todo ;).

Pero a pesar de ser un año duro el que nos viene, hay que darle duro mariquilla, haz que sea tu año!

tournesols dijo...

Ya está, se acabó el infierno de agosto.

A ver si hablo con Chivi y me dice cuando tengo que ir hacia tierras cordobesas..! ¿Qué tal todo por allá?

Muá*

samsa777 dijo...

El retorno, siempre la vuelta, la piedra que cae y vuelve a ser levantada.

Carmen dijo...

qué pena tanto ver para ya no ver na'...

se acabó lo que se nos daba...

te quiero, bruja lola.

pd: ya basta de regalos vacíos.

El Peregryno dijo...

Lo que uno acepta como irremediable es porque así lo ha elegido.
Un saludo cordobesa, aver si vienes de visita por Granada y tomamos una cerveza.