sábado, 18 de octubre de 2008

Prejuicio


"Bailo en medio de los milagros
Mil soles pintados en el suelo
Mil amigos Mil ojos o monóculos
me iluminan con sus miradas
Llantos de petróleo en la carretera
Sangre perdida desde las cocheras

Salto así de un día a otro
redondo polícromo y más bonito
que felpudo de tiro o el atrio
cuando la llama tiene color de viento
Vida oh apacible automóvil
y el alegre peligro de correr delante

Arderé con la lumbre de los faros"


Louis Aragon.


Poemas para un sabado,
Despertares amanecidos.

1 comentario:

Verónica dijo...

me encanta la palabra "lumbre" me recuerda a calorcito de invierno con un fuego (o candela) en la noche.

ardamos pues