sábado, 8 de noviembre de 2008


no quiero luz, no quiero espejos.

un taller ordenado es inservible
como un corazón esculpido.


la gente no se acerca porque sí,
ni borra las pruebas.

1 comentario:

Comandante de Campo Cohen dijo...

Muy bueno! pero yo cambiaría "un taller ordenado es inutil como un corazón esculpido" por "un taller ordenado es inutil como un corazón disecado"

A ver, uno tiene sus gustos :)

besos, chica curri.