domingo, 15 de marzo de 2009

Mi percepción del tiempo


El problema de conocer las piezas del puzzle
surge cuando ves la imagen completa
y resulta aterradora.
Que la catarsis no sea nuestra,
que tengamos que sacrificar parte de nosotros.

Elegí el análisis para no desfallecer,
para no anularme a base de valiums.
Ahora me pregunto qué he de elegir
para que no me dé un infarto.

Cambié agujas por lápices,
y mi piel por el papel,
resultó que todo se podía afilar.
Y pincha.
Y duele.



Hoy por lo menos no hace sol,
no me duelen los ojos si miro bajo la balconada.
Creo haber descubierto el motivo de mi llanto desnudo,
y reafirmado el objetivo de mi terapia artística.

Tengo que sobrevivirme.


Imagen:
Four Nails I, Vladimir Borowicz