jueves, 6 de agosto de 2009

Astillas


Los lápices no son puñales,
de ahí que los cambiara,
aunque,
por supuesto,
me encantaría,
apuñalar

esta situación.



Leave your heart here.
Ojalá me lo devuelvan.




Y los monstruos que me daban miedo tenían las manos de madera...
astillas en los ojos.